Newsletters

Newsletters

La Fundación BBVA-Ivie publica informe sobre crecimiento y competitividad
03/12/2012

La Fundación BBVA-Ivie ha hecho público, recientemente, el informe Crecimiento y competitividad. Motores y frenos de la economía española, donde analiza la trayectoria de la economía española durante la crisis. El estudio pone el acento en los condicionantes y frenos a la salida de la misma, así como en los motores de las transformaciones en curso del tejido productivo y las corrientes de cambio existentes bajo la agitada superficie macroeconómica y financiera que observamos.

El estudio se divide en tres partes. La primera se dedica al diagnóstico de la situación internacional, europea y española, desde una perspectiva general. La segunda analiza cinco aspectos de nuestra economía relevantes para que se aproxime al patrón de desarrollo de los países avanzados: la rentabilidad de las empresas, la productividad de sectores y regiones, los yacimientos de empleo, el avance de la economía del conocimiento, y la diversificación y sofisticación de las exportaciones. Y por último, la tercera parte resume las conclusiones y políticas en curso, presentando propuestas de actuación e iniciativas en distintos ámbitos.

Los datos del informe muestran que el contexto macroeconómico no es favorable para aumentar la velocidad de los cambios que están produciéndose y hace que predominen los balances negativos en términos de actividad, empleo o endeudamiento. La falta de margen de maniobra financiero y de estímulos externos en el entorno europeo está manteniendo una fuerte presión sobre las empresas y el sector público, necesitados de recuperar la confianza de los mercados financieros para normalizar su situación. En ese sentido, 2012 ha sido un año de fuertes tensiones pero, paulatinamente, en el exterior se va abriendo camino el reconocimiento de que España está adoptando muchas decisiones importantes para corregir sus desequilibrios, que podrían dar resultados más pronto si el contexto europeo fuera más favorable. Para avanzar en esa dirección, el Informe de la Fundación BBVA propone 15 actuaciones que deberían incluirse en la agenda más inmediata aunque algunos de sus efectos sean a largo plazo.

Crecimiento y competitividad. Motores y frenos de la economía española
[Descargar PDF: 7,76 Mb]

La Comisión Europea presenta estudio sobre los mercados laborales europeos en el 2012
31/12/2012

El mercado laboral de la UE en el año 2011 estuvo marcado por una interrupción repentina de la recuperación del empleo iniciada en 2010. El debilitamiento actual del mercado de trabajo es principalmente el resultado del empeoramiento de la actividad económica relacionada con el deterioro de la crisis soberana en medio de un entorno económico cada vez más incierto. La tasa general de desempleo de la UE se está desplazando hacia casi un 10,5%, la de la zona del euro es alrededor del 11%, la tasa más alta desde el inicio de la Unión Económica y Monetaria (UEM).

La dispersión de las tasas de desempleo en la zona euro está en niveles sin precedentes. Desde 2008, esta dispersión se explica, principalmente, por el aumento del desempleo en los países más afectados por la crisis soberana y los desequilibrios externos. La divergencia creciente del desempleo en la UE es en parte el resultado de la diferente respuesta del desempleo al crecimiento. Estas son algunos de los datos presentados en el informe Labour Market Developments in Europe 2012, publicado por la Comisión Europea.

En el lado positivo, el estudio apunta que desde el comienzo de la crisis, los países de la UE han adoptado una postura más activa en las reformas, en línea con las recomendaciones formuladas en el ámbito de la UE. En particular, varios países con un problema de desempleo más agudo y fuertes necesidades para recuperar la competitividad han llevado adelante, recientemente, medidas importantes con el objetivo de reformar sus mercados laborales y poder mejorar su dinamismo y capacidad de ajuste. De cara al futuro, el impulso hacia la reforma se debe mantener en los países con mayor desempleo, incluso a través de la aplicación efectiva de la legislación reciente. Otros desafíos importantes son el de prevenir y evitar que el desempleo estructural se arraigue, manteniendo las tasas de actividad, la lucha contra la precariedad y la inseguridad en el empleo, facilitando la transición de la escuela al trabajo para los jóvenes y mejorando la eficacia de las redes de seguridad social.

Mercados Laborales Europeso [EN]
[Descargar PDF: 4,29 Mb]

Desajustes laborales y consecuencias, último informe de la Fundación Bancaja y el Ivie
12/12/2012

La Fundación Bancaja y el Ivie analizan, en un nuevo estudio, los desajustes laborales que sufren los jóvenes en sus puestos de trabajo. Para ello se aborda la adecuación entre el nivel formativo del joven y el requerido por el trabajo que desempeña.

Según los datos del nuevo cuaderno Capital Humano, denominado Desajustes laborales y consecuencias, la sobrecualificación de los jóvenes tiene consecuencias monetarias (cobran menos), afectivas (están menos satisfechos en su puesto de trabajo) y de conducta (se implican e innovan menos y tienen una peor estrategia a la hora de desarrollar su carrera profesional). Así, cuando el puesto de trabajo no aprovecha los conocimientos y habilidades del joven y éste se encuentra sobrecualificado el salario mensual se reduce en 150 euros. La penalización se duplica en el caso de los jóvenes sobrecualificados con estudios universitarios: cobran 300 euros menos al mes que si su puesto de trabajo se ajustara a su formación. En este sentido, los datos del Observatorio de Inserción Laboral de los Jóvenes Bancaja-Ivie muestran que los jóvenes sobrecualificados son los que creen en mayor medida que su trabajo no está bien pagado (un 56,3% considera que es inferior a su rendimiento y solo el 37,5% lo considera razonable), mientras que cuando el empleo es adecuado a su formación la situación se invierte (el 56,4% de los jóvenes consideran su salario razonable y el 37,9% cree que se encuentra por debajo de lo que tendría que ganar).

En la actualidad uno de cada cuatro jóvenes considera que su puesto de trabajo está por debajo de su cualificación. El Observatorio ha detectado que desde el inicio de la crisis ha disminuido el porcentaje de jóvenes que se consideran sobrecualificados. Una explicación a este fenómeno es que en la situación económica actual los jóvenes ajustan a la baja sus expectativas laborales y “se conforman” con el puesto que ocupan. De hecho, en 2012 ha aumentado significativamente la proporción de jóvenes que se muestra indiferente ante la opción de tener un trabajo adecuado a su formación o un empleo para el que está sobrecualificado.

Fundación Bancaja: Desajustes Laborales y sus Consecuencias
[Descargar PDF: 1,91 Mb]

La Comisión Europea presenta nueva estrategia de educación
12/12/2012

La Comisión Europea ha presentado la nueva estrategia de educación dentro del documento Un nuevo concepto de educación: invertir en las competencias para lograr mejores resultados socioeconómicos. De este informe se extrae la apuesta por parte de la Comisión en la inversión en educación y formación, a fin de desarrollar las aptitudes de los ciudadanos, factor fundamental para impulsar el crecimiento y la competitividad. Para la Comisión, las aptitudes son determinantes para que Europa sea capaz de potenciar su productividad. A largo plazo, pueden generar innovación y crecimiento, valorizar la producción, estimular la concentración de aptitudes de más alto nivel en la UE y configurar el futuro mercado de trabajo.

Entre los temas tratados en la Estrategia destacan los siguientes puntos: debe hacerse mayor hincapié en el desarrollo de capacidades transversales y capacidades básicas a todos los niveles. Esto se aplica especialmente a las capacidades empresariales y en materia de TI; es necesario un nuevo parámetro de referencia sobre el aprendizaje de idiomas: de aquí a 2020 al menos el 50 % de los jóvenes de 15 años deben conocer una primera lengua extranjera (un 42 % actualmente) y al menos el 75 % deben estudiar una segunda lengua extranjera (un 61 % actualmente); también es necesario invertir para construir sistemas de educación y formación profesional de calidad mundial y aumentar los niveles de aprendizaje en el puesto de trabajo; los Estados miembros deben mejorar el reconocimiento de las cualificaciones y capacidades, incluidas las adquiridas al margen de los sistemas de educación y formación formales; la tecnología, en particular internet, debe aprovecharse plenamente. Las escuelas, las universidades y los centros de formación profesional deben mejorar el acceso a la educación a través de recursos educativos abiertos; estas reformas deben recibir el apoyo de profesores bien formados, motivados y emprendedores; las necesidades de financiación deben estar orientadas a maximizar el rendimiento de las inversiones. Es necesario un debate a nivel nacional y de la UE sobre la financiación de la educación, especialmente de la formación profesional y la educación superior; y por último, es esencial adoptar un enfoque asociativo. Tanto la financiación pública como la financiación privada son necesarias para impulsar la innovación y aumentar la interacción entre el mundo académico y las empresas.

Un Nuevo Concepto de Educación
[Descargar PDF: 255,16 Kb]
Primate Multimedia Ibérica