Newsletters

Newsletters

El INE publica la primera Encuesta de Población Activa del 2013
25/04/2013

El número de parados en España aumentó en 237.400 personas en el primer trimestre del año hasta alcanzar por primera vez los 6.202.700, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados, recientemente, por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Este incremento en el número de parados unido al descenso de 85.000 personas en la población activa ha elevado la tasa de desempleo 1,14 puntos respecto al trimestre anterior hasta situarla en el 27,16%. Se trata de la tasa más alta de la serie histórica comparable, que arranca en el 2001.En los tres primeros meses del 2013, de enero a marzo, se destruyeron un total de 322.300 empleos hasta situar la cifra de ocupados en 16.634.700 personas. La destrucción de empleo afectó principalmente al sector privado, con una caída de 251.000 trabajadores, frente a la reducción de 71.400 en el público. Asimismo, se perdieron 118.400 empleos indefinidos y 194.400 temporales, mientras que los autónomos sin trabajadores a su cargo presentaron cifras positivas, con un aumento de 22.100.

En la última EPA, al cierre del 2012, la cifra de parados era de 5.965.400 personas y la tasa de desempleo subió al 26,02%. El número de hogares con todos sus miembros en paro se sitúa en 1.906.100 en el primer trimestre del año, 72.400 más que en el cuarto trimestre del 2012, lo que supone un incremento del 3,95%.

Entre los jóvenes -menores de 25 años- la tasa de paro se ha situado en el 57,22% en el primer trimestre del año. Por sexos, se registraron 410.200 hombres desempleados entre 20 y 24 años, y 119.900 entre 16 y 19, lo que supone un total de 530.100. Asimismo, hubo 345.500 mujeres sin empleo entre 20 y 24 años, y 84.900 entre 16 y 19, lo que suma un total de 430.400.

Encuesta Población Activa Trimestre 1 2013
[Descargar PDF: 286,09 Kb]

URBACT presenta el artículo More Jobs, Better Cities
30/04/2013

Las ciudades pueden tener un papel clave como motores de recuperación del crecimiento económico si aprovechan su capacidad de potenciar la demanda de bienes y servicios locales, crear condiciones favorables a la prosperidad empresarial e incrementar el capital humano. Los autores del artículo More Jobs, better cities plantean el deber que tienen los municipios de reflexionar y utilizar los instrumentos políticos de que disponen para tratar de generar nuevos puestos de trabajo para sus ciudadanos.

Las ciudades pueden contribuir estratégicamente a la recuperación económica y a la creación de puestos de trabajo, sobre la base del impulso de una economía sostenible. Para conseguirlo es necesario incidir en los aspectos siguientes:

  • La demanda de bienes y servicios: mejorando la competitividad de la ciudad en los mercados internacionales, promoviendo campañas a favor de los productos locales, impulsando las cadenas locales de suministros industriales, aprovechando la capacidad de compra de los organismos municipales, etc.
  • La creación de condiciones favorables al crecimiento y creación de empresas: atrayendo inversores, habilitando servicios de apoyo a las empresas, creando servicios de incubación de empresas, facilitando los trámites para la creación de empresas, promoviendo una cultura emprendeduría, favoreciendo la cooperación entre empresas y universidades, etc.
  • La oferta de mano de obra cualificada: colaborando con el sector empresarial para mejorar la calidad de los puestos de trabajo, atrayendo trabajadores cualificados, ofreciendo servicios de asesoramiento laboral, colaborando con el sector de la formación para adecuarse a las necesidades del mercado laboral local, etc.
More jobs, better cities [EN]
[Descargar PDF: 331,17 Kb]

El desarrollo sostenible, el trabajo decente y los empleos, último informe de la OIT
10/04/2013

En su 312ª reunión (noviembre de 2011), el Consejo de Administración inscribió en el orden del día de la 102ª reunión (2013) de la Conferencia Internacional del Trabajo un punto sobre el desarrollo sostenible, el trabajo decente y los empleos verdes, para discusión general. Este tema figuró por última vez en el orden del día de la Conferencia en el año 1990, cuando el Director General presentó una memoria sobre el medio ambiente y el mundo del trabajo. En dicha oportunidad la Conferencia adoptó una resolución sobre el medio ambiente, el desarrollo, el empleo y el papel de la OIT, que hoy sigue siendo pertinente en sus líneas generales.

Sin embargo, lo que ha cambiado radicalmente es la magnitud de los problemas ambientales y sociales, el conocimiento adquirido sobre las interrelaciones existentes entre la sostenibilidad del medio ambiente, el empleo, la protección social y los ingresos, y la decisión política de hacer algo con respecto a estas interrelaciones. En el informe que ahora se presenta El desarrollo sostenible, el trabajo decente y los empleos verdes se abordan dos desafíos decisivos para el siglo XXI: lograr la sostenibilidad ambiental y hacer realidad la visión del trabajo decente para todos. En él se pone de manifiesto que ambos desafíos no sólo son urgentes, sino que están íntimamente relacionados y deberán abordarse de manera simultánea.

La OIT siempre ha propiciado y apoyado activamente el desarrollo sostenible. Los políticos deben aprovechar esta etapa del proceso de cambio estructural hacia un modelo de consumo y de producción sostenible para crear oportunidades de empleo de calidad a gran escala, ampliar el nivel adecuado de protección social, fomentar la inclusión social y hacer cumplir los principios y derechos fundamentales, lo que redundará en beneficio de las generaciones actuales y futuras.

El desarrollo sostenible, el trabajo decente y los empleos verdes
[Descargar PDF: 2,44 Mb]

El Centre D'analyse Stratégique publica estudio sobre la política de barrios
30/04/2013

El estudio Politique de la ville. Perspectives françaises et ouvertures internationales analiza y propone cambios en la política de barrios a partir de las reflexiones recientes de expertos en esta materia, de la explotación de los datos más relevantes de los estudios realizados y del estudio sistemático de las políticas urbanas de Alemania, Estados Unidos, Países Bajos y Reino Unido.

En general, se ponen de manifiesto los desajustes y las discriminaciones que todavía sufren los barrios y sus habitantes. Como propuestas para mejorar la eficiencia de la política de barrios, se propone adoptar una aproximación decisional ascendente y participativa que aumente la implicación de la ciudadanía y del conjunto de actores del territorio en los proyectos. También se apuesta por desarrollar estos barrios como espacios para la mezcla social, impulsando nuevos procesos de movilidad social y residencial de sus habitantes. En este sentido, también hay que clarificar los criterios de atribución de las viviendas sociales para simplificarlos y homogeneizar los mismos.

Finalmente, el informe propone adaptar las ayudas y las políticas del conjunto de actores a la realidad territorial diversa de cada barrio o ciudad. Por este motivo, también es necesario mejorar los sistemas de información territorial para permitir identificar los factores de desigualdad, de discriminación y de exclusión.

Otra propuesta consiste en desligar las exoneraciones fiscales vinculadas a la implantación de las empresas en estos barrios desfavorecidos y condicionarlas al lugar de residencia del trabajador. En definitiva, se trata de convertir la política de barrios en un instrumento de coordinación de las políticas sectoriales de urbanismo, promoción económica o servicios sociales, para adaptar las respuestas a las necesidades de cada espacio territorial y de sus habitantes.

Politique de la ville. Perspectives françaises et ouvertures internationales [FR]
[Descargar PDF: 2,21 Mb]
Primate Multimedia Ibérica