Newsletters

Newsletters

Publicada la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre de 2020
27/10/2020

El paro subió en 355.000 personas en el tercer trimestre del año, lo que supone un 10,5% más que en el trimestre anterior, y la ocupación creció en 569.600 puestos de trabajo (+3%), su mayor alza trimestral de toda la serie histórica, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada por el Instituto Nacional de Estadística. El INE recuerda que a los afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) con suspensión de empleo se les considera ocupados, según la metodología de la Oficina Estadística de la Unión Europea (Eurostat) y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que se aplica en la EPA.

Al finalizar septiembre, el número total de parados se situó en 3.722.900, y el número de ocupados, en 19.176.900 personas, nivel de ocupación similar al del primer trimestre de 2018. El 83% del nuevo empleo se registró en el sector servicios, 476.300 ocupados más, seguido de la construcción, con 80.300 trabajadores más y la industria, que ganó 45.400 trabajadores. La mayoría del nuevo empleo fue temporal, 422.900 más, frente  los 111.200 nuevos trabajadores indefinidos del trimestre.

Sin embargo, el colectivo que no se está recuperando con la desescalada es el de trabajadores autónomos que descienden en 10.400 personas en el tercer trimestre, con lo que hay 14.300 menos que hace un año. Los jóvenes menores de 29 años representan algo más de un tercio del nuevo empleo creado en el trimestre, el 35% del total. Si bien, cuando se analiza la destrucción de puestos de trabajo respecto a los que había hace justo un año, los que tenían 29 años representan más de la mitad del empleo perdido y no recuperado.

El Observatorio Laboral de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA) realiza un análisis de la EPA cada trimestre. Pueden consultarlo en el siguiente enlace: Observatorio Laboral FEDEA.

A su vez, coincidiendo con la publicación de los datos de la EPA, Ingeus ha presentado El Informe trimestral de los Indicadores INGEUS de calidad del mercado de trabajo donde analiza los datos más relevantes de la Encuesta de Población Activa (EPA) y de las estadísticas de demandantes de empleo del SEPE para facilitar la reflexión y la acción en el ámbito de las políticas de empleo. El estudio pone el acento en algunos datos que permiten destacar el perfil y la dinámica de tránsito entre el empleo, el desempleo y la inactividad mediante el seguimiento de la Estadística de flujos de la población activa.

Entre los datos destacados en el informe, el 23,2% de los hogares españoles con alguna persona activa ya tiene uno o varios de sus miembros en situación de desempleo, superando en 7 puntos porcentuales la tasa de desempleo del país. Por otro lado, y según los indicadores Ingeus, las mujeres son las más perjudicadas por la crisis derivada de la pandemia del Coronavirus. En su caso, se observa un porcentaje de tránsito del desempleo a la inactividad - entre el segundo y tercer trimestre de 2020 - de un 23,1%, siendo el de los hombres un 17%. En lo que al flujo de desempleo a empleo se refiere, el porcentaje de mujeres que han conseguido un trabajo es del 24%, mientras que el de los hombres es del 28,8%.

Indicadores Ingeus de calidad del mercado de trabajo
[Descargar PDF: ]

El Gobierno aprueba el Plan Anual de Política de Empleo para 2020
20/10/2020

El Consejo de Ministros aprobó la pasada semana el Plan Anual de Política de Empleo para 2020 (PAPE), que contiene el conjunto de servicios y programas que llevarán a cabo tanto las Comunidades Autónomas como el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).  La propuesta está dotada con un total de 5.793 millones de euros, de los cuales 1.944 ya se han repartido a las autonomías.

El PAPE 2020 ha tenido en cuenta el Programa Nacional de Reformas 2020, con las medidas adoptadas para hacer frente a las crisis sanitaria, económica y social de la pandemia. Entre ellas, destacan la prestación para trabajadores afectados por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), el refuerzo de la protección frente al desempleo o la creación de subsidios extraordinarios, como el destinado a las empleadas de hogar. También incorpora propuestas para jóvenes y personas paradas de larga duración.

Otra de las novedades del documento es el establecimiento de 30 nuevos indicadores, en línea con la situación actual, que permitirán valorar el grado de cumplimiento de los objetivos marcados y su evaluación periódica para poder obtener información útil y agregada sobre la política de activación y su impacto en el empleo.

También, el Gobierno ha aprobado el reparto de 895.916.723 euros para las políticas activas de empleo entre las Comunidades Autónomas. Las administraciones recibirán más de 1.944,46 millones de euros para la ejecución de políticas de fomento del empleo, formación profesional para el empleo y para la modernización de los servicios públicos. Un total de 800 millones de euros se destinarán a iniciativas de formación profesional para el empleo en colaboración con el Ministerio de Educación y Formación Profesional.

Se destinarán 9,7 millones de euros a financiar el refuerzo del personal encargado de las labores de orientación en los Servicios Públicos de Empleo Autonómicos, lo que supone una asignación a cada comunidad autónoma un 2% superior a la del año 2019. Además, 23,1 millones de euros se distribuyen en función de las personas con discapacidad severa que prestan sus servicios en centros especiales de empleo. El Ministerio de Trabajo y Economía Social ha apuntado también que se está tramitando una orden ministerial que aumente las ayudas para financiar el mantenimiento de la contratación en estas entidades con unas subvenciones que han aumentado del 50% al 55% del salario mínimo interprofesional.

NO Aprobación Plan de Empleo
[Descargar PDF: ]
NP Reparto Políticas Activas
[Descargar PDF: ]

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia 2021 en España
07/10/2020

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentó recientemente El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía española que guiará la ejecución de 72.000 millones de euros de fondos europeos hasta 2023.

El Plan de Recuperación, inspirado en la Agenda del Cambio, en la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, va a movilizar en los próximos tres años el 50% de los recursos con los que cuenta España gracias al instrumento Next Generation EU. Es decir, este Plan guía la ejecución de cerca de 72.000 millones de euros entre los años 2021 y 2023 y además cumple con precisión las prioridades de los fondos europeos de recuperación: la inversión “verde” representa más del 37% del total del Plan y la digitalización cerca del 33%.

El Plan diseñado para los próximos tres años se estructura en torno a las cuatro transformaciones que el gobierno ha situado desde el principio en el centro de la estrategia de política económica: la transición ecológica, la transformación digital, la igualdad de género y la cohesión social y territorial. Permeará diez palancas de trabajo, que pasan por la agenda urbana y rural, infraestructuras y ecosistemas resilientes, una transición justa e inclusiva, una Administración pública del siglo XXI, la modernización y digitalización del ecosistema industrial, servicios y pymes, un acuerdo de país por la ciencia y la innovación y el refuerzo del Sistema Nacional de Salud. También pasa por la educación, la formación profesional y la formación continua de los ciudadanos, una nueva economía de cuidados y la modernización de políticas activas de empleo, el desarrollo e impulso de la industria de cultura y deporte y un marco fiscal "justo".

El Fondo de Recuperación Europeo consta de dos instrumentos a través de los cuales se canalizarán los recursos: por un lado, la Facilidad para la Recuperación y la Resiliencia, que concentra el grueso con 59.000 millones en transferencias, y por otro lado el REACT-EU que permite a nuestro país obtener financiación por un importe de 12.400 millones.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía española
[Descargar PDF: ]
Preguntas y respuestas sobre el plan
[Descargar PDF: ]

Perspectivas sociales y del empleo en el mundo – Tendencias 2020
01/10/2020

Casi 500 millones de personas trabajan menos horas remuneradas de las que desearían o no tienen suficiente acceso al trabajo asalariado, según un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Perspectivas sociales y del empleo en el mundo – Tendencias 2020. El desempleo mundial se ha mantenido relativamente estable durante los últimos nueve años, pero la desaceleración del crecimiento económico significa que mientras a nivel mundial la fuerza de trabajo incrementa no se están creando suficientes nuevos empleos para absorber a los que se incorporan al mercado laboral.

El informe muestra que el desajuste entre la oferta y la demanda de mano de obra se extiende más allá del desempleo a una amplia subutilización de la mano de obra. Además del número mundial de desempleados (188 millones), 165 millones de personas no tienen suficiente trabajo remunerado y 120 millones o bien han abandonado la búsqueda activa de trabajo o no tienen acceso al mercado laboral.

En total, más de 470 millones de personas en el mundo se ven afectadas. El informe analiza también las desigualdades del mercado laboral. A partir de nuevos datos y estimaciones, muestra que a nivel mundial las desigualdades de ingresos son superiores a lo que se pensaba, sobre todo en los países en desarrollo.

La pobreza de los trabajadores, moderada o extrema, debería incrementar en 2020-21 en los países en desarrollo. En la actualidad, la pobreza de los trabajadores (definida como ganar menos de 3,20 dólares al día en términos de paridad del poder adquisitivo) afecta a más de 630 millones de trabajadores, uno de cada cinco personas de la población activa mundial. Otras desigualdades significativas – definidas por sexo, edad y ubicación geográfica – siguen siendo factores pertinaces de los mercados laborales actuales, constata el informe, limitando tanto las oportunidades profesionales individuales como el crecimiento económico general. En particular, un número impresionante de jóvenes, 267 millones (entre 15 y 24 años) no trabaja ni estudia o recibe formación, y muchos más tienen que soportar malas condiciones de trabajo. El informe advierte que el fortalecimiento de las restricciones comerciales puede tener graves repercusiones, directas o indirectas, sobre el empleo.

Al mismo tiempo, el mundo del trabajo se está viendo profundamente afectado por la pandemia mundial. Además de ser una amenaza para la salud pública, las perturbaciones a nivel económico y social ponen en peligro los medios de vida a largo plazo y el bienestar de millones de personas. Más allá de la inquietud que provoca a corto plazo para la salud de los trabajadores y de sus familias, el virus y la consiguiente crisis económica está repercutiendo adversamente en el mundo del trabajo en tres aspectos fundamentales:  la cantidad de empleo (tanto en materia de desempleo como de subempleo);  la calidad del trabajo (con respecto a los salarios y el acceso a protección social); y los efectos en los grupos específicos más vulnerables frente a las consecuencias adversas en el mercado laboral.

La OIT creó al inicio de la pandemia el Observatorio sobre el Covid-19 con publicaciones periódicas en relación a la evolución de la epidemia y su impacto en el mundo del trabajo. Puede descargar el último Observatorio de la OIT: La COVID‑19 y el mundo del trabajo. Sexta edición al final de esta noticia y acceder a todos los informes publicados en el siguiente enlace: Observatorio de la OIT

Perspectivas sociales y del empleo en el mundo – Tendencias 2020
[Descargar PDF: ]
COVID y el mundo del trabajo 6
[Descargar PDF: ]
Primate Multimedia Ibérica