Newsletters

Newsletters

Nueva cooperación a través del aprendizaje basado en buenas prácticas locales
31/03/2021

Desde el pasado mes de junio de 2020 y al objeto de contribuir al intercambio de medidas frente al reto de la pandemia, el Foro de Ciudades por el Empleo ha venido identificando y documentando actuaciones locales potencialmente útiles para la creación y protección del empleo a nivel local. Para ello, se diseñó un modelo de ficha con los datos básicos descriptivos de cada medida y se generó una base de datos de la que se han realizado hasta el momento 11 actualizaciones, aproximadamente con periodicidad mensual. En su versión actual, este repositorio documental contempla 82 medidas locales, algunas de ellas de carácter internacional, que pueden consultarse en el siguiente enlace: Medidas locales marzo 2021

Sin embargo, al margen de la utilidad puntual de esta función, conviene recordar que la vocación del Foro no es solamente la difusión de las medidas adoptadas sino la mejora efectiva de las políticas activas de empleo en su dimensión local. En este sentido, debe reconocerse que no todas las medidas locales identificadas son, estrictamente, políticas activas de empleo y tampoco pueden considerarse propiamente "buenas prácticas", calificación que requiere una previa definición y verificación de criterios adecuados.

Tal y como sucede con los servicios públicos de empleo nacionales y autonómicos, uno de los retos de la mejora del desempeño de los servicios de empleo de ámbito local es adoptar modelos sistemáticos y operativos de benchmarking y benchlearning o aprendizaje comparativo, basados en el intercambio de buenas prácticas en sentido estricto. Este reto, que es también uno de los objetivos del Foro de Ciudades por el Empleo desde el inicio de sus actividades, implica la adopción de criterios verificables en cada medida: relevancia, pertinencia, replicabilidad, eficacia y eficiencia, entre otros.

Desde 2010, la Red Europea de Servicios Públicos de Empleo ha venido trabajando en el concepto de "benchlearning" y en los criterios de "buenas prácticas" aplicables a las políticas públicas de empleo y ha generado un completo "centro de conocimiento" en el que se puede profundizar a través del siguiente enlace: SPE - Centro de Conocimiento - Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión - Comisión Europea (europa.eu). En España, distintas iniciativas estatales y autonómicas han aplicado modelos semejantes, convenientemente adaptados, entre ellos el reciente análisis de las buenas prácticas en las medidas de empleo para jóvenes y desempleados de larga duración realizado con la colaboración de la Comisión Europea, el Banco Mundial, el Sepe y los SPE de todas las CCAA.

Tomando como base estas referencias y dentro de sus actividades para 2021, el Foro de Ciudades por el Empleo se propone redefinir el actual repositorio de medidas para recuperar este objetivo esencial de la cooperación a través del aprendizaje basado en buenas prácticas locales. Para ello, será necesario establecer los criterios de "buena práctica", identificar las actuaciones a partir de estos e impulsar comunidades de prácticas de carácter técnico.


Recomendación europea sobre el apoyo al empleo tras la crisis
04/03/2021

El DOUE número 80 y el BOE del pasado 8 de marzo publicaron la Recomendación (UE) 2021/402 de la Comisión de 4 de marzo de 2021 sobre un apoyo activo eficaz para el empleo tras la crisis de la COVID-19 (EASE) en el que se invita a los Estados y a las Administraciones Públicas nacionales a promover una recuperación generadora de empleo a través del desarrollo de las capacidades y el apoyo a las personas para la transición a nuevos puestos de trabajo de calidad.

En este sentido, la UE considera necesario impulsar un conjunto coherente de políticas activas del mercado laboral consistentes en incentivos a la contratación temporal y a la transición, políticas de capacitación y mejores servicios de empleo, que denomina medidas de "apoyo activo eficaz para el empleo" o medidas "EASE".

Para ello, se propone la creación de "paquetes de medidas" que deberían incluir los tres componentes desarrollados en la Recomendación: i) incentivos a la contratación y a la transición y apoyo al emprendimiento; ii) oportunidades de perfeccionamiento y reciclaje y medidas de apoyo; y iii) mayor apoyo por parte de los servicios de empleo a las transiciones laborales. Entre estas medidas, destaca la apuesta expresa y excepcional por incentivar la contratación temporal, como parte de la estrategia de combinación de medidas temporales y estructurales.

La Recomendación también insiste en la necesidad de establecer marcos coherentes mediante la integración de diferentes actuaciones de escala europea, como la Agenda europea de capacidades, la Alianza para el Aprendizaje o la Garantía Juvenil Plus, aprovechando los fondos estructurales, en particular el FSE, como instrumentos para enfrentar los desafíos del mercado laboral en el marco de la recuperación y la doble transición que requiere dedicar los recursos adecuados a la financiación de las medidas EASE.

Puede consultarse el texto completo de la Recomendación en el archivo adjunto o en el siguiente enlace: Recomendación (UE) 2021/402 de la Comisión de 4 de marzo de 2021 sobre un apoyo activo eficaz para el empleo tras la crisis de la COVID-19 (EASE)

Recomendación UE 2021-402
[Descargar PDF: ]

La compatibilidad del trabajo y el cobro de pensión en España
23/03/2021

El envejecimiento poblacional ha empujado a muchos países a buscar nuevas fuentes de trabajo. En Europa, se ha tratado de extender la vida laboral de los trabajadores mayores permitiéndoles compatibilizar la actividad laboral con los ingresos de pensiones. El estudio La compatibilidad del trabajo y el cobro de pensión en España: análisis institucional en el contexto europeo, elaborado por los investigadores de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), Alfonso R. Sánchez y Sergi Jiménez analiza las dos modalidades de jubilación españolas que permiten dicha compatibilidad: la jubilación parcial y la jubilación activa.

La jubilación parcial existe desde 2008, pero según el estudio es muy costosa porque no tiene los coeficientes penalizadores de la jubilación anticipada. En este contexto, los autores analizan la modalidad de compatibilidad de sueldo y pensión, la jubilación activa, que existe desde 2013 pero mucho menos exitosa, a pesar de haber sido elegida por la Seguridad Social, para realizar esta compatibilidad. Entre los asalariados, este modelo ha sido prácticamente irrelevante desde su creación, frente a un mayor éxito alcanzado entre los autónomos, en los que ha llegado a representar el 18% de las nuevas altas.

Los autores aseguran que las medidas más inmediatas, y en orden creciente de coste y eficacia para retrasar la jubilación serían: en primer lugar eliminar las restricciones de acceso al retiro activo salvo el de haber cumplido la edad legal de jubilación; la segunda consistirían en permitir también esta jubilación a sujetos antes de cumplir dicha edad ordinaria de retiro; como tercera opción proponen homogeneizar las cotizaciones de los jubilados activos con las del resto de los trabajadores, para lo que habría que elevar las aportaciones empresariales; una cuarta posibilidad sería permitir cobros superiores al 50 % para trabajadores de salarios bajos y, finalmente, la opción más costosa sería permitir que el trabajador siguiera generando derechos de pensión durante el tiempo que estuviera retirado de forma activa.

La compatibilidad del trabajo y el cobro de pensión en España
[Descargar PDF: ]

Impulso de la igualdad de género en el ámbito laboral
08/03/2021

Lograr la igualdad de género en el lugar de trabajo sigue siendo uno de los mayores retos para los gobiernos y los interlocutores sociales. Las trabajadoras de todo el mundo siguen estando infrarrepresentadas en los órganos y procesos de toma de decisiones que determinan los lugares de trabajo y los resultados del empleo. Además, las consecuencias sociales y económicas de la pandemia del COVID-19 han afectado de manera desproporcionada a las mujeres trabajadoras. Con ocasión de la conmemoración del 8 de marzo se han publicado distintos estudios que abordan la igualdad de género en el empleo desde distintas perspectivas. Entre ellas, destacamos dos publicaciones que se incluyen adjuntas.

La primera de ellas La contribución del diálogo social a la igualdad de género, publicada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), analiza las razones de esta situación e identifica las acciones que los gobiernos, así como las organizaciones de empleadores y de trabajadores, pueden llevar a cabo para promover la igualdad de género a través del diálogo social. Basándose en estudios de casos de todo el mundo, el informe ilustra cómo el diálogo social puede producir resultados de igualdad de género en una serie de sectores diferentes, ya sea en la economía formal o en la informal, incluso durante la pandemia, e identifica las circunstancias y los factores que pueden ayudar a producir un cambio transformador. El informe también examina el papel del diálogo social en la aplicación de las normas internacionales del trabajo pertinentes sobre la igualdad de género, incluido el innovador Convenio sobre la violencia y el acoso. Concluye con algunas recomendaciones clave para los gobiernos y las organizaciones de empleadores y de trabajadores.

La segunda publicación, elaborada y publicada por la Fundación Adecco, Empleo para todas. La mujer en riesgo de exclusión, nos presenta la lacra que ya acompaña a cerca de un millón de mujeres en nuestro país: el desempleo de larga duración. La desigualdad de la mujer se hace visible en este indicador que, en España, tiene rostro femenino y constituye el gran trampolín hacia la exclusión, al llevar aparejado otras circunstancias como el agotamiento de prestaciones, la privación material severa, la desprotección social o el aislamiento.

Un total de 4.255.564 mujeres entre 16 y 64 años -el 28% del total– se encuentran en riesgo de pobreza y/o exclusión social, siendo el desempleo uno de los principales desencadenantes. Se trata de unas cifras que aún no recogen los efectos de la pandemia sobre la población, por lo que únicamente constituyen una aproximación -a la baja- de los datos reales de pobreza y exclusión que soportan actualmente las mujeres en edad laboral en España. Entre los hombres en edad de trabajar, el riesgo de pobreza y/o exclusión es inferior, afectando a un 20% de ellos (3,1 millones). Una diferencia de 8 puntos porcentuales que da cuenta de la mayor vulnerabilidad de las mujeres, así como de las dificultades añadidas que encuentran en su búsqueda de empleo.

Entre sus conclusiones, el informe apunta que evitar el desempleo estructural ha de ser un asunto de Estado que pasa por el acompañamiento de las mujeres con más dificultades para conectarlas con nichos de empleo emergentes. Solo así podrán encontrar un trabajo en el menor tiempo posible y evitar la exclusión social. Las políticas activas de empleo y la colaboración público-privada serán instrumentos ineludibles para este fin.

La contribución del dialogo social a la igualdad de genero (OIT)
[Descargar PDF: ]
Empleo para todas (Adecco)
[Descargar PDF: ]
Primate Multimedia Ibérica